Cuando te comunican que eres parte de un ERE

Mi historia no es distinta a la de tantos y tantos otros periodistas, tantos y tantos otros trabajadores, a los que nos comunican que somos parte de un ERE. Pero es así como me siento.

Después de más de 15 años trabajando en mi empresa (IDG Communications, editora, entre otras, de publicaciones como PC World y Macworld), ayer nos comunicaron la apertura de un Expediente de Regulación de Empleo, entre cuyos afectados me encuentro. Entramos ahora en una fase de designación de representantes de trabajadores y negociación que culminará dentro de 30 días, aproximadamente. A partir de entonces, pasaré a formar parte de la que se denomina la mayor empresa de España: el antiguo INEM. Vaya, que me quedaré sin empleo y me iré al paro.

Confieso que he llorado. No es fácil digerir que te despidan, aun cuando sepas que hay causas objetivas. Y he sentido rabia, claro que sí. Después de 14 años de contrato (los 15 primeros meses estuve como becaria), la reforma laboral recientemente aprobada permite que mi despido se reduzca a 20 días por año trabajo con un máximo de 12 mensualidades  (aunque la empresa tiene voluntad de negociar, cosa que, visto el panorama, es de agradecer, al menos como punto de partida).

Pero prefiero ser positiva. Para otros compañeros afectados, su situación es mucho peor que la mía: personas con 58 años, demasiado jóvenes para prejubilarse, demasiado mayores para encontrar trabajo; personas con más de 50 años y una hipoteca por pagar, con apenas formación y salidas en el horizonte…

Evidentemente, hoy tengo más frío que hace una semana, pero, haciendo mío el lema de Obama, “lo mejor está por venir“. Y no miro al pasado con rencor, más bien al contrario. En IDG he crecido, como periodista y como persona. He aprendido a ejercer esta profesión, publiqué mis primeros reportajes, mis primeras entrevistas. Metí la pata por primera vez y me tuvieron que “rescatar” por algún titular mal puesto. He sabido lo que es tener un jefe que te respalde cuando alguien no ha salido contento de tu reportaje y amenaza con quitar la publicidad de la que viven los medios de comunicación. He tenido compañeros, muchos compañeros, algunos de los cuales han acabado siendo amigos.

He viajado mucho, por todo el mundo. He conocido y entrevistado a gente importante. He comido, desayunado y dormido en sitios que no conocía y que mi bolsillo no se lo podía permitir (ya se sabe, “hay que comer muchas gambas para poder llevar un plato de lentejas a casa”). He aprendido mucho. Mucho. Y estoy orgullosa de ello. La periodista Arantxa Herranz no sería lo mismo sin los 15 años transcurridos en IDG.

Se cierra una etapa, quizá como nunca había pensado que se acabaría. Pero cuando se cierra una puerta, se abre otra. Así que prefiero mirar al futuro con optimismo y darle gracias al pasado por todo lo que me ha enseñado.

Como decía aquel, seguiremos informando…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!
    Raúl M. says:
    13 Noviembre 2012

    Vaya, lo siento. La verdad es que las palabras que dicen muestran eso, lo de seguir para adelante, aunque duro es, te lo dice uno que ha pasado hace cuatro meses por lo mismo.

    Al final vamos a tener que hacer una asociación de afectados por los despidos en medios.

    Pues nada, un saludo, mucha fuerza, mucho ánimo, y nos vemos en el camino.

    Miguel says:
    13 Noviembre 2012

    todo el sector sabe lo que vales porque lo has demostrado con creces durante muchísimo tiempo, así que estoy seguro de que te volverán a echar de tu próximo trabajo (en la empresa más grande de este país) muy pronto!!! Muchísimo ánimo!

    Lores Serrano says:
    13 Noviembre 2012

    Arantxa es eres digna de admiración. Qué positivismo! Me has dejado anonadada. Nos conocemos hace tiempo y se de buena tinta que eres una crack. Seguro que trabajo no te va a faltar pues tu profesionalidad es de sobra conocida en este “pequeño” sector en el que trabajamos. Muchísimo ánimo y fortaleza para estos 30 días que te quedan de negociación; y ya verás como nos seguiremos viendo como buenas “arrieritas” que somos 🙂

    Virginia Huerta says:
    13 Noviembre 2012

    Arantxa, eres y sois todos los que habéis salido unos periodistas fabulosos y tarde o temprado surgirá otra oportunidad, estoy segura. Sé optimista que una actitud positiva siempre trae cosas positivas. Todo mi apoyo y cuenta conmigo si te puedo ser de ayuda en algún momento. Ya sabes/sabéis que yo me acuerdo de todos vostoros.

    Un abrazo

    Luis says:
    13 Noviembre 2012

    No sabes cuanto lo siento Arancha. He leido tu blog, que me llego a traves de Jaime Torroja, y te comprendo perfectamente. Mi caso es uno de los que comentas. Despues de 25 años en esta profesión te dejan de llamar porque tienes demasiados años, y lo que yo llamo experiencia, ellos llaman vicios. Más de dos décadas trabajando sin horarios, para que al final te digan que no das la imagen que quiere la empresa. Yo llevo sin trabajar en Medio alguno desde hace más de dos años. Pero no dejo de escribir. Es lo que me mantiene cuerdo, y en forma. Un afectuoso saludo desde Asturias, y ánimo. Me parece que eres joven y puedes encontrar algo pronto.

    Juan Cabrera says:
    13 Noviembre 2012

    Aprecio Arantxa tu ecuanimidad, sobre todo en un momento tan duro. Cuando hablabas de viajes y lentejas, he recordado uno que hice contigo a Lisboa. Nos invitaba Remedy. Nos alojamos en el exquisito Ritz y nos zampamos un desayuno para no olvidar el resto de los dias. Estoy seguro de que habra oportunidades para ti y para gente como tu. No estamos tan locos como para que asi no sea. Un abrazo.

    Daniel Alonso says:
    15 Noviembre 2012

    Siento mucho leer esto. Te tengo un gran respeto en lo profesional y un gran aprecio en lo personal. Mucho ánimo y te deseo lo mejor. Dani

    Lucía Bonilla says:
    15 Noviembre 2012

    Arantxa, siempre es duro leer este tipo de noticias, pero es aún peor cuando le toca a un compañero tan cercano, con el que has compartido ruedas de prensa y algún viaje… ¿te acuerdas de Ibiza? Te deseo lo mejor, recuerda que cuando se cierra una puerta se abre otra, y seguro que para ti se abrirán muchas. Hay muchos buenos profesionales en IDG, y seguro que siempre habrá salidas laborales interesantes para todos, un besito

    Sandra Gutiérrez says:
    16 Noviembre 2012

    Arantxa, qué mala noticia, lo siento mucho! Pero como bien dices, cuando se cierra una puerta, se abre una ventana… seguro que encuentras trabajo muy pronto, mucho ánimo. Un abrazo.

    Almudena Cruz says:
    16 Noviembre 2012

    Arantxa, mucho ánimo! Esta situación tiene que acabar, tarde o temprano (espero que más temprano que tarde). Afortunadamente quien tiene talento lo seguirá teniendo siempre. Tú eres una de esas personas, por lo que estoy segura tendrás éxito sí o sí. Abrazos

    Adriana Díaz says:
    16 Noviembre 2012

    Ufff, vaya pena, eres una profesional como la copa de un pino. Es una gran pérdida para la prensa IT… espero que se reconozca ese valor y pronto te tengamos de nuevo colaborando con nosotros.. Mucho ánimo, aunque es difícil. Un beso enorme.

    Rafael Alcaraz says:
    22 Noviembre 2012

    Hola Arantxa,

    Lo siento mucho. Mucho ánimo, valor y pasión para salir adelante. Yo viví una situación similar hace una década cuando trabajaba en Expansión pero al final se cierra una puerta y se abren muchas otras. Piensa en todo lo que has aprendido y en cómo aprovechar todos los contactos que has hecho. Un abrazo

    alfonso says:
    23 Noviembre 2012

    Muchos ánimos, Arantxa. No sabía que a ti también te había tocado… Bueno, muchos ánimos ya veo que no te faltan, así que como bien dices, a mirar hacia adelante y a por todas. Todos en esa casa valéis mucho. Con el tiempo miraréis atrás esta etapa y tendréis grandes recuerdos y experiencia, y eso es lo que importa. ¡Un abrazo fuerte!

Leave a Comment

Your email address will not be published.