Las notas de prensa, esas amigas no reconocidas

Ironías de la vida, las notas de prensa, esos documentos que los departamentos y agencias de comunicación envían a periodistas, blogueros y otros profesionales, no gozan de buena prensa, especialmente en las últimas semanas, en las que, parece, asistimos a una caza y captura de estos recursos, tan denostados, tan odiados… y, sin embargo, tan útiles y necesarios.

Sí, escribo desde la añoranza de recibir en mi buzón de correo decenas de comunicados, de toda índole y condición. Pero que levante la mano el profesional del ramo al que una nota de prensa no le haya ayudado.

En mis inicios lo hicieron para que yo pudiera entender de qué estaba hablando cuando escribía sobre switches, routers  o páginas por minuto de impresión. Con los años, a saber más de las empresas que hay detrás de cada comunicado, con ese breve pero útil resumen al final de la nota de prensa. Con su evolución, para tener de primera mano la URL a la que dirigirme para obtener más información. Para recordar de qué versión del producto estábamos hablando sin tener que recurrir a la base de datos o a la memoria. Para saber el cambio de responsabilidades, fichaje y nombramientos de determinadas personas. Para tener a mano la fotografía con la que ilustrar tu información. Y sí, para “rellenar” un hueco que a última hora se abría en una página sin escribir.

Según el último informe de la relación entre directores de comunicación y periodistas que elaboró Dircom, 7 de cada 10 noticias publicadasboli_blocnotas en los medios han sido facilitadas por departamentos de comunicación. Felipe Portocarrero, profesional de lo que se denomina el Lado Oscuro, me preguntaba que cuál era, entonces, el cometido del periodista. Y sí, es cierto que quizá la estadística reflejada por el estudio de Dircom nos deba hacer reflexionar, pero no es menos cierto que una (buena) nota de prensa puede servirte de inspiración para elaborar un reportaje y análisis en profundidad. Y, además, también habría que investigar cuántas entradas de blog tienen  como origen una nota de prensa. (Tic, tac, tic, tac…)

Algunos blogueros, como Enrique Dans, se han quejado públicamente de algunas notas de prensa, lo que ha generado cierto debate sobre cómo se deben dirigir los departamentos de comunicación a estos perfiles y que algunas agencias se planteen cuál es el futuro de la nota de prensa ahora que cada vez hay menos “prensa” a la que enviarle estos comunicados.

El debate, como siempre, es interesante, estimulante y enriquecedor, porque, además, muchas de las quejas de los blogueros son idénticas a las que se enfrentan día a día los periodistas. Así, que, para poner un toque de humor, os recomiendo una de las últimas entradas de un reciente (y creciente) blog de los que están al otro lado, pero que también nos saca una risa a quienes recibimos notas de prensa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Leave a Comment

Your email address will not be published.