Mitos del periodismo (II): Todos los periodistas son escritores frustrados

Siguiendo con la serie de Mitos sobre el Periodismo que inauguré con el anterior post, abordo ahora otro gran mito de mi profesión, ése que asegura que detrás de un plumilla hay un escritor frustrado.

Es cierto que muchos autores literarios han sido (o son) periodistas (de hecho, uno de los periodistas más famosos, Larra, también es un reconocido escritor) y no es menos cierto que algunos compañeros de facultad y de andanzas profesionales han acabado escribiendo libros. A otros les gustaría que alguna editorial les diera un voto de confianza. Y hay quien, realmente, tiene mucha madera literaria. Pero, al menos en mi caso, jamás se me ha pasado por la cabeza escribir un libro.

El utensilio de trabajo de un periodista es el lenguaje y se presupone (insisto, se supone) que dominamos el arte de escribir. (Otro debate interesante, sin duda, es el de los gazapos, errores y faltas de ortografía que cometemos los periodistas, así como el deber de cuidar el lenguaje que, al menos personalmente, creo que deberíamos tener los medios de comunicación y los que trabajamos en ellos). Pero de ahí a que detrás de cada plumilla hay un escritor frustrado es mucho decir.  Entre otras cosas porque me atrevería a decir que (casi) nada tiene que ver redactar una noticia con escribir un libro. Al menos un buen libro.

El reportaje es un género periodístico (así como algunas entrevistas) que, sin duda, nos dejan mucho margen a los “juntaletras” para dar rienda suelta a nuestra creatividad y que nos permiten estar menos “encorsetados” en la tradicional manera de redactar una noticia. Pero entre escribir un reportaje de, pongamos, 5 páginas de Word y hacer un buen libro hay un abismo.

¿Acaso no es un blog un pequeño libro? No.  Ya reconocí en su momento que me costó hacerme a la idea de tener un blog (aunque ahora tenga éste y el de supermujeres).

Una nunca sabe las vueltas que da la vida, pero mucho ha de cambiar la película para que algún día me anime a escribir un libro. Me atrevería a decir que, aunque son muchos los periodistas los que quizá tengan un escritor frustrado en sus venas, somos muchos otros los que no nos vemos reflejados en este mito del periodismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Leave a Comment

Your email address will not be published.