Mitos sobre el periodismo (I): Todo periodista ha querido ser reportero de guerra

Supongo que, como en todas las profesiones, la de periodista tiene sus mitos, más o menos fundados. Inicio con éste una serie de post sobre esas ideas más o menos preconcebidas de los periodistas que, en muchos casos (y sobre todo, en el mío) no se cumplen. Primera parada: el sueño de cualquier periodista es ser reportero  de guerra.

Creo que es uno de los mitos más extendidos, tanto dentro como fuera de nuestra profesión: todo periodista ha tenido el sueño o ha querido ser reportero de guerra. Algo que, personalmente, nunca se me pasó por la cabeza. Y cuando digo nunca, es nunca. Jamás me he visto yendo a un conflicto bélico para estar en primera línea de fuego contando al resto del mundo lo que pasa.

periodista de guerraSí, es una visión muy romántica e idealista de lo que es el periodismo (contar lo que otros no ven o no quieren que cuentes, dar voz a los que no la tienen, denunciar…), pero confieso que, quizá por cobardía o quizá porque hay muchas otras áreas donde es muy noble ejercer el periodismo, nunca entró en mis planes ser reportera de guerra.

De hecho, quizá sea el personaje de la literatura periodística que más juego da y que aparece en más novelas. Y es, sin duda alguna, de los más valorados, por el riesgo que conlleva, y de los más respetados, sobre todo aquellos que demuestran que, verdaderamente, se meten donde nadie les llama y donde nadie les garantiza su seguridad (si es que en una guerra alguien te la puede asegurar).

Supongo que cuando uno entra en la facultad aspira a dar grandes noticias. En mi caso, en aquellos años de juventud mi sueño era ser periodista de las que están en el congreso de los diputados, siguiendo los dimes y diretes de sus señorías y conociendo los entresijos que se cuecen por los pasillos del congreso. Hoy reconozco que, casi casi, me da escalofríos recordar aquellas ansias de inexperiencia periodística.

Pero lo que nunca se me pasó por la cabeza, ni creo que me lo plantee a futuro, es ser corresponsal de guerra. ¿Y a ti?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Leave a Comment

Your email address will not be published.