Para ser digital, trabaja lo gris

Hemos pasado de un mundo físico a uno completamente digital. Como bien ponía como ejemplo Jesús Calleja, maestro de ceremonias de Start015, el principal evento que IBM celebra en España, antes comprabas un software y tenías una caja (incluso con lazo). Ahora esa compra llega (en muchas ocasiones) en forma de descarga, sin caja (y sin lazo, por supuesto).

¿Cómo podemos, entonces, evolucionar y convertirnos en algo verdaderamente digital?

Juan Andrés Pro Dios, director de sistemas de información del Grupo El Corte Inglés, ilustraba cómo y qué supone este profundo cambio o transformación digital del que gran parte de los proveedores de tecnología hablan. Y lo hacía hablando de una gran empresa española a la que se le ha criticado (no sin cierta razón) su falta de apuesta por la innovación. “Cuando aún no nos hemos adaptado al multicanal”, reconocía Pro Dios, “ya tenemos el omni canal encima”, señalaba como ejemplo de que los ciclos de innovación cada vez se aceleran más.

Start015
Start015

Los retos a los que, en este caso, se enfrenta El Corte Inglés, como cualquier empresa dentro del sector de la distribución, son, además de esa capacidad por vender por cualquier canal, el conseguir en enganche emocional con el cliente, lograr sacar partido de lo que se conoce como CRM social y la convergencia de la cadena de suministro. El mejor ejemplo de esto último viene de China, con figuras como Aliababá. “Son grandes grupos que integran el almacén, la venta de productos, la opción de seguros, de finanzas y hasta el procesamiento de pago. Y todo ello con herramientas de redes sociales”.

El Corte Inglés, pues, parece consciente de que el cambio que está encima es un verdadero tsunami. Pero para llegar a ser un negocio completamente digital, no basta con tener una bonita web y una buena estrategia en redes sociales. “El software es la herramienta clave de la operación del negocio. Hay mucho uso intensivo de información. La materia prima (el dato) hay que tratarla para que dé pie a muchas cosas”, señalaba el director de sistemas de información del grupo. Aunque aclaraba que la tecnología en el sector de distribución es puramente digital, insistía en un mensaje clave: “lo digital no es solo el front- end, lo que se ve. Lo verdaderamente importante es el bakoffice: los procesos de negocio tienen que estar preparados para lo digital. Es decir, hay que incidir en el trabajo gris, que no es lucido, pero que es fundamental”.

Por tal motivo, el Grupo El Corte Inglés está trabajando en  un cambio integral del puesto de trabajo de sus empleados (96.000, según sus propios números), que se conoce con el nombre de NETO. En estos momentos, son mil empleados del departamento de sistemas de información y otros tanto de otras unidades de negocio los que tienen este nuevo puesto de trabajo y red, accesible desde cualquier dispositivos, tanto on premise como en la nube. Pero, como bien explicaba Juan Andrés Pro Dios, “en las empresas convivimos millenials, generación Y, así como personas cercanas a la jubilación, a los que les cuesta más adaptarse a las nuevas tecnologías. Y todo eso hay que gestionarlo“.

Por último, y como dato curioso pero muy relevante, este directivo explicaba que El Corte Inglés realiza análisis predictivos antes de poner en marcha cada campaña especial de precios. Algo que se intensificará con todas las herramientas de Big Data y análisis con el fin de “conocer al cliente para saber cómo satisfacer sus necesidades”.

Storify 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Leave a Comment

Your email address will not be published.